Rami linea » La estrategia en el Rami

La estrategia en el Rami

En el Rami la suerte no le será de ayuda alguna para ganar la partida. En este juego, usted no puede contar más que con su experiencia para progresar. Se practica la mayor parte del tiempo en dos juegos.

Stratégie

Siga atentamente el juego de su adversario

Generalmente, en todas las variantes del Rami se le invita a privilegiar depositar en la mesa las cartas cuyo valor es más elevado, para marcar el menor número de puntos posibles si le restan cartas al final de la partida. No obstante, debe hacerlo de manera prudente. Siga bien las cartas que desecha su adversario. Si no lo hace usted arriesga desechar una carta que pudiese ser interesante. O peor, gracias a ésta, su adversario podría incluso ganar, al deshacerse de la totalidad de su mano salvo una carta destinada al desecho.

Siguiendo correctamente la manera de jugar de su adversario usted puede también anticipar el contenido de su mano. Si se descarta rápidamente al principio de la partida de varias cartas fuertes, usted puede deducir que debe tener seguramente varias de ellas pero que no posee una combinación. Por el contrario, si comienza a tirar sus cartas fuertes en medio de la partida, usted puede esperar un pronto final de la partida. De manera inversa, el pasar y rehusar cartas medianas alarga la perspectiva del fin.

No se arriesgue con los Ases

Cuando un jugador se deshace de un As, su adversario tiene tendencia a querer recuperarlo. Efectivamente, esta carta puede tomar, según sus deseos, el valor máximo, superior al Rey o el valor mínimo, Inferior a 2. Sin embargo, un jugador experimentado tendrá más bien tendencia a dejar el As para privilegiar las cartas medianas. En efecto, estas son las que resultan más fáciles de utilizar ya que éstas pueden convenir a un gran número de combinaciones. Un buen estratega las elige, por lo tanto, en prioridad.

Privilegie los 7

Para presentar esta táctica de juego le vamos a tomar el ejemplo del 7. Se trata de la carta que entra en el mayor número de combinaciones. Evidentemente con tres o cuatro 7, se obtiene un set, ya sea un Trío o un Póker, pero además, esta carta es útil para una escalera o suite, teniendo ya las cartas 8 y 9, 5 y 6 ó 6 y 8. Siendo la carta central del juego, 6 cartas le son inferiores y 7 superiores, el 7 resulta inevitable para constituir una escalera compuesta por muchas cartas.

No intente blofear

No es fácil blofear en el Rami. De hecho, la única cosa que puede ser tomada en cuenta para intentar evaluar una mano es el rechazo de una carta. Por eso tratar de engañar al adversario sería deshacerse de una carta que le hace falta.

Es fácil entender que en estas condiciones el blofeo en el Rami es mucho más difícil que en el Poker por ejemplo. Aunque aparentemente su postura y su mímica pueden permitir deducir su juego, sólo las cartas que usted rechace lo indican claramente. Es todo lo inverso al Póker, en el que las cartas no pueden darle el mínimo indicio a propósito de la mano de su adversario. Un gran blofeador puede ser excelente en el póker pero su talento no le será de ninguna utilidad en el Rami.

Por esta razón, el Rami no es considerado como un juego de azar sino como un skill game, o sea un juego que reclama experiencia para ganar y en el cual la surte no lo es todo.